La poesía
salvará a la
humanidad

Poesía, arte y literatura

-nos queda la palabra-

La poesía es un arma
cargada de futuro.


Gabriel Celaya 

Estamos muy próximos
a lo grande,
cuando somos
grandes en humildad
.

            
Rabindranath Tagore

ESTE AMOR

EMBUSTERIAS DE VIDA



 

EMBUSTERIAS DE VIDA

A los que dudan si tendrá sentido luchar por la vida,
por el amor y por un mundo mejor,
salgan de la duda, pero no del asombro,
impresionante maravilla de la naturaleza
leer, sentir, vivir
la poesía en estado de luz absoluta,
como lo es
la de Mery Sananes.



Fernando Bellido (17 de Febrero-2008)

 

 

EMBUSTERIAS DE VIDA

 

Y desde entonces habito
el interior de tus pupilas
me refugio en el anverso
de tus fulgores y me siembro
como una nervadura
para hacer de vaso comunicante
entre el paisaje solar del planeta
y el universo sin fin de tus asombros
y me quedaré allí hasta
que tu amor me deposite
en otros ojos que provengan
de tu estirpe de abril
hasta cruzar en tiempo
de adagio la totalidad de las
estaciones del vivir

 

http://embusteria.blogspot.com/2008/02/embusterias-de-vida.html

 



Subir

qué hubiera sido de nosotros, sin ti



 
qué hubiera sido de nosotros, sin ti
(a Chris Castello)



qué hubiera sido de nosotros, sin ti
poeta maga?
qué hubiera sido de los Mapuche,
de Romualdo, de las Violetas?
qué hubieras hecho con tus ojos perfectos
con tus manos de jazmín
y tu voz de soprano
yo, medio ciega, medio muda, me voy
a libar tus versos a mi alcoba
mientras la antiguedad hermosa
de tus sueños azules
duermen el vuelo de la alondra



lima, 29 enero, 2008.
rosina valcárcel, perú

 



Subir

El deber de la Belleza



 
No nacimos para estruendos de misiles.
Ni para ruidos de voces infraternas.
No nacimos para sueños devastados
Ni para llantos propios de niños ni de ancianos.
Ni para ahogar en lágrimas el alma con llantos hacia adentro.
No nacimos para sofocar el desamparo en la garganta.
Nacimos para que la Vida sea esplendor y no vacío.
Para la sed y para el agua.
 
Pienso que los sonidos de la campiña
Permitieron a Mahler explicar la polifonía.
Llueve en Buenos Aires.
Escucho unos solos para piano de Debussy.
¿Manos que se transmutan en música
O mariposas que danzan sobre el teclado?
Música de agua cristalina en el silencio.
Aunque el gris y aunque la llovizna.
Y Girondo me acontece.
Resurgido del abismo
Donde la vivencia lo convirtió en olvido.
Provisorio.
Y me dice que
"Nadie escuchó con mayor provecho que Debussy
Los arpegios que las manos traslúcidas de la lluvia
Improvisan contra el teclado de las persianas"
La Belleza está en pie.
Llueve y Debussy.
Y en víspera de esta noche gris
Gabriel Fauré y Saint Colombe.
Y antes y después
Di Lasso y Bach y Chopin.
Y con la delicadeza de un colibrí
Que danza sobre las lavandas
La música conmueve nuestro ser
Como latencias de naturaleza
Y de amor.
 
El Poder niega la Música.
Y hay Música.
Porque el Arte.
Porque no podrán.
Porque nadie matará la música.
Ni la poesía.
Ni la pintura.
Los artistas en este ¿país?
Están a la intemperie.
Las personas todas estamos a la intemperie.
 Sin arte no hay alegría.
Sin arte no hay luz.
Sin arte no hay dignidad.
Sin arte no hay vida.
Y el Poder brinda con lágrimas de Orfeo.
Pero no podrá contra lo inasible.
El arte.
"...Mi amor y mi corazón eran grandes pájaros
que volaban en medio de una multitud de astros"
Escribió Robert Desnos.
Y si así volamos
Unidos
Dios
Unidos
Todos en el Mundo en el Universo todo.
Nadie matará la música.
Nadie matará la vida.
Siento vergüenza y hastío.
Por los desalmados.
Pero es más grande la fuerza del adentro
Siento Sed.
Bendita sed.
Que anticipa el agua.
Agua. Música. Arte. Vida. Igualdad. Justicia. Libertad.
Transparencia.
Sed.
Sed como pájaro que vuela
Entre la multitud de astros.
Por el deber de la Belleza.

 

 

Cristina Castello
 
Del libro «Soif», («Sed»)
Francés – español. Publicado  París en octubre de 2004

 

www.cristinacastello.com

 



Subir

Volveré



 
Volveré
 

Imagen; VOLVERÉ Y SERÉ MILLONES
 

Volveré

 

"No podemos ser corderos ante el sufrimiento de los seres humanos."
Cristina Castello



Dedicado a Violeta Carnero de Valcárcel y Rosina Valcárcel, militantes de la vida que claman justicia en un mundo donde el fascismo neoliberal, capitalista e imperialista, disfrazado de democracia, pretende seguir pisoteando los derechos humanos y de los pueblos y sembrando el planeta de bombas y munición radioactiva.

 



Cuando por fin sepas
que hubo un día que te quise
como el rocío quiere a la mañana

no será tarde aún, volveré

como vuelve la ola que mueve la arena
y la justicia que desarma al traidor

volveré y seré
millones de cantos
en lo que fue
silencio ensordecedor
y sangre derramada.
 



Fernando Bellido
Enero/2008



Subir

EMBUSTERÍAS DEL DOLOR



 

EMBUSTERÍAS DEL DOLOR

Duele la risa que no se abraza
a la circunvalación de un suspiro
  el acorde que quedó petrificado
en los maderos que lo contuvieron
el tiempo que se detuvo
en el vergel de las disonancias

 
Duele el dolor que se fija en el
perimetraje del silencio porque
no tuvo cabida en las palabrerías
de los vendedores de esperanza
ni en el devastador naufragio
de las despedidas

 
Duele la tristeza encriptada
en el interior de sí misma
como si en tropel de las aguas
no cupiera una lágrima

 
Duele la la noche que quedó
inconclusa guindada de un rumor
que no cuajó en la geometría
de una caricia

 
Y sin embargo no duele el dolor
lo suficiente para que el amor
arrebatado a las pupilas de la vida
detenga su cauce arterial
hacia la crecida incesante de los
días que vendrán

 

http://embusteria.blogspot.com/2010/12/embusterias-del-dolor.html

 



Subir

OTRA CARTA AL NIÑO JESUS



 

OTRA CARTA AL NIÑO JESUS

Cuando vuelva el niño Jesús
me iré volando
con él
en alas de colibrí
revoloteando
vientos
llantos
y alegrías.
Beberé
lágrimas
y secaré
rostros
con mis labios.
Escucharé
quejidos
y risas
jugando
con los pájaros.
Y no seremos huérfanos.
El sol
será el camino
y nuestros cuerpos
de luz
entrarán en orificios
de tierra
y carne.
Surfiaremos
en la sangre
de los corazones
y no seremos
náufragos
de tristezas.
Escribiré
una carta:
Cuando vuelvas niño Jesús
te pido
que volemos
en alas de colibrí
y por favor
nunca más
desaparezcas.

 

Gregorio Riveros

poetasdeluniverso/message/831

 



Subir

Romero sólo...



 
Romero sólo...
 

Imagen: Rosmarinus officinalis

Ser en la vida
romero,
romero sólo que cruza
siempre por caminos nuevos
ser en la vida
romero,
sin más oficio, sin otro nombre
y sin pueblo...
ser en la vida
romero... romero... sólo romero.
Que no hagan callo las cosas
ni en el alma ni en el cuerpo...
pasar por todo una vez,
una vez sólo y ligero, ligero, siempre ligero.

Que no se acostumbre el pie
a pisar el mismo suelo,
ni el tablado de la farsa,
ni la losa de los templos,
para que nunca recemos
como el sacristán
los rezos,
ni como el cómico
viejo
digamos
los versos.

La mano ociosa es quién tiene
más fino el tacto en los dedos,
decía Hamlet a Horacio,
viendo
cómo cavaba una fosa
y cantaba al mismo tiempo
un
sepulturero.
- No
sabiendo
los oficios
los haremos
con respeto-.
Para enterrar
a los muertos como debemos
cualquiera sirve, cualquiera...
menos un sepulturero.
Un día todos sabemos hacer justicia;
tan bien como el rey hebreo,
la hizo
Sancho el escudero
y el villano
Pedro Crespo...
Que no hagan callo las cosas
ni en el alma ni en el cuerpo...
pasar por todo una vez,
una vez sólo y ligero, ligero, siempre ligero.

Sensibles
a todo viento
y bajo
todos los cielos,
Poetas,
nunca cantemos
la vida
de un mismo pueblo,
ni la flor
de un solo huerto...
Que sean todos
los pueblos
y todos
los huertos nuestros.

 

León Felipe
 

 
 


Subir

¡Qué lástima!



 

¡Qué lástima!

¡Qué lástima
que yo no pueda cantar a la usanza
de este tiempo lo mismo que los poetas que hoy cantan!
¡Qué lástima
que yo no pueda entonar con una voz engolada
esas brillantes romanzas
a las glorias de la patria!
¡Qué lástima
que yo no tenga una patria!
Sé que la historia es la misma, la misma siempre, que pasa
desde una tierra a otra tierra, desde una raza
a otra raza,
como pasan
esas tormentas de estío desde esta a aquella comarca.
¡Qué lástima
que yo no tenga comarca,
patria chica, tierra provinciana!
Debí nacer en la entraña
de la estepa castellana
y fui a nacer en un pueblo del que no recuerdo nada;
pasé los días azules de mi infancia en Salamanca,
y mi juventud, una juventud sombría, en la Montaña.
Despué s... ya no he vuelto a echar el ancla,
y ninguna de estas tierras me levanta
ni me exalta
para poder cantar siempre en la misma tonada
al mismo río que pasa
rodando las mismas aguas,
al mismo cielo, al mismo campo y en la misma casa.
¡Qué lástima
que yo no tenga una casa!
Una casa solariega y blasonada,
una casa
en que guardara,
a más de otras cosas raras,
un sillón viejo de cuero, una mesa apolillada
(que me contaran
viejas historias domésticas como a Francis Jammes y a Ayala)
y el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla.
¡Qué lástima
que yo no tenga un abuelo que ganara
una batalla,
retratado con una mano cruzada
en el pecho, y la otra en el puño de la espada!
Y, ¡qué lástima
que yo no tenga siquiera una espada!
Porque... ¿Qué voy a cantar si no tengo ni una patria,
ni una tierra provinciana,
ni una casa
solariega y blasonada,
ni el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla,
ni un sillón viejo de cuero, ni una mesa, ni una espada?
¡Qué voy a cantar si soy un paria
que apenas tiene una capa!

Sin embargo...
en esta tierra de España
y en un pueblo de la Alcarria
hay una casa
en la que estoy de posada
y donde tengo, prestadas,
una mesa de pino y una silla de paja.
Un libro tengo también. Y todo mi ajuar se halla
en una sala
muy amplia
y muy blanca
que está en la parte más baja
y más fresca de la casa.
Tiene una luz muy clara
esta sala
tan amplia
y tan blanca...
Una luz muy clara
que entra por una ventana
que da a una calle muy ancha.
Y a la luz de esta ventana
vengo todas las mañanas.
Aquí me siento sobre mi silla de paja
y venzo las horas largas
leyendo en mi libro y viendo cómo pasa
la gente a través de la ventana.
Cosas de poca importancia
parecen un libro y el cristal de una ventana
en un pueblo de la Alcarria,
y, sin embargo, le basta
para sentir todo el ritmo de la vida a mi alma.
Que todo el ritmo del mundo por estos cristales pasa
cuando pasan
ese pastor que va detrás de las cabras
con una enorme cayada,
esa mujer agobiada
con una carga
de leña en la espalda,
esos mendigos que vienen arrastrando sus miserias, de Pastrana,
y esa niña que va a la escuela de tan mala gana.
¡Oh, esa niña! Hace un alto en mi ventana
siempre y se queda a los cristales pegada
como si fuera una estampa.
¡Qué gracia
tiene su cara
en el cristal aplastada
con la barbilla sumida y la naricilla chata!
Yo me río mucho mirándola
y la digo que es una niña muy guapa...
Ella entonces me llama
¡tonto!, y se marcha.
¡Pobre niña! Ya no pasa
por esta calle tan ancha
caminando hacia la escuela de muy mala gana,
ni se para
en mi ventana,
ni se queda a los cristales pegada
como si fuera una estampa.
Que un día se puso mala,
muy mala,
y otro día doblaron por ella a muerto las campanas.

Y en una tarde muy clara,
por esta calle tan ancha,
al través de la ventana,
vi cómo se la llevaban
en una caja
muy blanca...
En una caja
muy blanca
que tenía un cristalito en la tapa.
Por aquel cristal se la veía la cara
lo mismo que cuando estaba
pegadita al cristal de mi ventana...
Al cristal de esta ventana
que ahora me recuerda siempre el cristalito de aquella caja
tan blanca.
Todo el ritmo de la vida pasa
por el cristal de mi ventana...
¡Y la muerte también pasa!

¡Qué lástima
que no pudiendo cantar otras hazañas,
porque no tengo una patria,
ni una tierra provinciana,
ni una casa
solariega y blasonada,
ni el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla,
ni un sillón de viejo cuero, ni una mesa, ni una espada,
y soy un paria
que apenas tiene una capa...
venga, forzado, a cantar cosas de poca importancia!

 

 

   

(De “Autorretrato”)

 

 

León Felipe

http://centros4.pntic.mec.es/cp.de.tabara/LEONFE.html

 



Subir

¿Qué les queda a los jóvenes?



 

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿solo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz así sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines de pasado
y los sabios granujas del presente.

 

Mario Benedetti
(Uruguay, 1920)

http://www.lajiribilla.cu/sumario/poesia.html

 



Subir

Akerópita



 

Estaba yo en las calles mirándome en la niebla
y vi entre las simples una joven de mucho juicio
que iba tal vez camino de su casa...

Akerópita se llamaba la dulce
tierna verde panterita que encontré en la nieve
y aún después de siglos deletreo su nombre
No pintada de mano
Non dipinta da mano
—me decía—
¿Es decir cómo?
¡Pintada por los dioses!

Por eso va conmigo
de mano de los sueños de sus ojos
Nunca el Café Bottini más azul
o más alegremente torinés

Si acaso algún día caminante
pasas por Vercelli
– donde supe que vivía –
y lo encuentras despierto iluminado
es porque ella vive todavía


Pablo Mora

http://www.ebooksbrasil.org/eLibris/insoniaP.html

 



Subir

John Lennon: 30 AÑOS: NOS HICIERON CREER



John Lennon: 30 AÑOS: NOS HICIERON CREER

Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años.

No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.

No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía es más agradable.

Nos hicieron creer en una fórmula llamada "dos en uno": dos personas pensando igual, actuando igual... que era eso lo que funcionaba.

No nos contaron que eso tiene un nombre: anulación.

Que sólo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable.

Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos.

Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.

Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad.

No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.

Ah, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto: cada uno lo va a tener que descubrir solito.

Y entonces, cuando estés “enamorado de ti mismo" podrás ser feliz y te enamorarás de alguien.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor... aunque la violencia se practica a plena luz del día.

 

 



Subir

Fósforo blanco sobre Falluja



Fósforo blanco sobre Falluja

Fósforo blanco sobre Falluja

¿en qué muro dormirán los cielos?
Erick Strada


no quiero la luna hoy
ni las estrellas siquiera
sino el dolor, todo el dolor del mundo
que se condensa
en el pecho herido
en el triste revoloteo
de un día roto, astillado
por la metralla

no quiero tus manos
ni las cenizas de tus brazos
diseminando alas quebradas
en la conjunción de los vacíos

sino abismo sobre abismo
hasta que su esqueleto
sea tan blanco
como el día que te encuentres
completamente desarmado

y abriré los ojos, sus propios ojos
para enseñarte
la profunda caída y
todo el desconsuelo



Fernando Bellido/Enero-2008

 



Subir

¿en qué muro dormirán los cielos?



 

¿en qué muro dormirán los cielos?

Imagen: Without words... -Guenter Eh-

Ahora que las rocas han muerto
ahora que un ave observa en la ventana
con los ojos destrozados
¿en qué muro dormirán los cielos?
¿en qué lecho inútil
morirá este mar?

 

Erick Strada - PERÚ

 
 
 


Subir

Semillas



Semillas

 

Presas. Van a encarcelarnos.
 A ellas y a mí.

Ellas. Las miles más miles de almas esbeltas
que conmigo son contrabandistas.
De valores. De utopías posibles. De Arte.

Arte. Negación de la finitud humana.
Vivir sin máscara es un deseo de belleza.
Es mi sueño de siempre vigilia por los sueños.

Es sed de manos abiertas.
Esta sed mía grande tanto ya que ahoga.

Quiero que cada ventana alumbre un violín un piano un arpa.
Que en todas las avenidas del mundo
esculturas de Giacometti miren en deleite a La Piedad.
Quiero que en todas las sedes de los gobiernos todos
un Cristo de Velázquez aborte el horror.

Esta sed.
Sed bendita que agosta y reverdece el alma.
Vida ésta prodigiosa que alarga el deseo de asirla toda.
Y la tregua que viene con pasos demorados.

Quiero que Fra Angélico escape de El Prado
Y su Anunciación recorra al mundo en Luz.

Quiero que Redon y Mantegna, Ucello, Leonardo y Monet
sean huella Faro. Y deroguen verdugos para que Nunca Más.
Quiero que sepamos de una vez por Dios ya es hora 
 que en amor la entrega absoluta es certidumbre de libertad.

Que por las mañanas en lugar de noticias de almas sin ángeles
Bach, Poulenc, Mahler, Debussy, Schubert y Chopin
estallen sobre un Río de la Plata que se transmute en mar.
Mar azul de amor que en noche arrulle almohadas
con madrigales, adagios y claros de luna.

Quiero.
Quiero y siembro. Quiero.
Que enseñemos bondad con bondad.
Que el cielo esté siempre pecoso de estrellas.
Quiero adultos con risa virgen
y ángeles que retraten en niños.
Que los impiadosos respiren a Blake.
Que Rilke exorcice la obviedad.
Que los viejitos vivan en honor.
Que el País el Continente el Mundo el Universo
sean para iguales y sin discriminación. Quiero.

Quiero que Eluard, Desnos y Rimbaud, Quasimodo, Yeats,
Lorca, Kavafis y Celan dancen en poesía sobre todas las almas.
Y que entonces la Canción de la Alegría de Schiller
La Oda a la Libertad la Novena de Beethoven
sean el Himno de todos los Justos de la Tierra.

Para vivir con sed sagrada sed.
Para amanecer en víspera.
Para sembrar arte y amor.
Para no ver ya.
Máscaras.
Sólo luz, sólo verdad. 

 

 

Cristina Castello

 Poeta militante de la vida

www.cristinacastello.com

http://www.telefonica.net/web2/bentayga56/068.htm

 



Subir

Pelota de voz



 

Al pozo no le gusta que le tires piedras.
Lastimas su quietud.
Ese juego no le agrada.
Si quieres jugar con él,
haz de tu voz una pelota,
arrójala,
verás que te la devuelve.

 

Briceida Cuevas (Nación Maya, México, 1969)

http://www.festivaldepoesiademedellin.org

 



Subir

DÍAS Y DÍAS



DÍAS Y DÍAS

hay días en los que

duelen las pisadas del tiempo,

días en los que el mar parece

la lagrima de un dios melancólico,

el desierto una cicatriz

en las costillas de la tierra,

y el sol una lluvia de brasas.

Días en los que la esperanza se

cruza de brazos.

Pero hay días en los que

el tiempo es solo una sonrisa

que vuela,

días en los que se me antoja:

diluir en una paleta todos los colores

del arcoiris,

hacer un pincel de las plumas de una nube,

pintar un mundo sin eje y con varios polos,

y jugar a los dados con las esquinas cardinales.

Luali y Saleh Abdalahe

 



Subir

Décimas para la historia. La Controversia del siglo en verso improvisado.



 

Décimas para la historia.
La Controversia del siglo en verso improvisado.

 

Amor es el Todo: es
el cuerpo eterno de un dios
que quiso partirse en dos
para juntarse después.
Donde una pareja ves
fundiendo sus voluntades,
no veas dos unidades
juntas por afinidad,
sino una sola unidad
uniendo sus dos mitades.

Amor no es pedir: es dar
la casa, el lecho, la mesa...
Es –según Santa Teresa–
la alegría de alegrar...
Ser feliz al escuchar
la risa de los felices,
ver los humanos deslices
con el perdón más profundo,
¡sentir que el tronco del mundo
tiene en nosotros raíces!

Para que con nuestra huella
se torne cristal el lodo,
hay que amar: amarlo todo,
desde el insecto a la estrella.
La fulminante centella
se hará un suave resplandor;
la espina se hará una flor,
el erial se hará una huerta,
cuando no quede una puerta
cerrada para el amor.

 

 



Subir

EN EL CAMINO A SU ESCUELA -A IMAN HAMS EN PALESTINA-



 

EN EL CAMINO A SU ESCUELA

  ESTE POEMA ESTA DEDICADO A LA NIÑA IMAN HAMS EN GAZA PALESTINA, ASESINADA POR UN PELOTON DEL EJERCITO SIONISTA EN OCTUBRE DEL 2004, LA VIERON CUANDO IBA A LA ESCUELA Y LE DISPARARON TUMBANDOLA, ELLA AGONIZABA Y ENTONCES CUANDO VIERON QUE NO MORIA, LE DESCARGARON TODA LA PISTOLA,LUEGO DIJERON QUE "ERA UNA TERRORISTA" A LA PRENSA. HE AQUI EL RELATO EN POESIA.HOY TENDRIA 15 AÑOS.

 

EN EL CAMINO A SU ESCUELA



La niña despertó estrenando

doce años de su vida nueva

salió de casa y se fue jugando

con las flores de la vereda

mientras que iba soñando

por el camino a su escuela.



Pasó por donde sus amigas

saludó a unas abuelas

y aquellas tres muchachitas

muy hermosas y que eran

parecían tres golondrinas

por el camino a su escuela.



-¿qué quieres ser de grande?

-yo? Quiero ser enfermera-

se desviaron del camino

tiempo sobre tiempo queda

fueron sumando amigos

por el camino a su escuela.



De pronto se les cruzó un tanque

con una extraña bandera

por los colores usados

sabían que era extranjera

los niños se paralizaron

por el camino a su escuela.



Todos los niños se ocultaron

en unas casas muy viejas

una de las niñas se quedó pasmada

el miedo la dejó perpleja

en aquella calle vacía

por el camino a su escuela.



Temblaba su cuerpo de niña

la abandonaba la fuerza

miró la luz de ese día

como quién mira y no piensa

sintió que ya no vivía

por el camino a su escuela.



El tanque detuvo su marcha

y se encontró frente a ella

seis ojos asesinos captaban

aquel temblor de sus piernas

y vieron la lágrima cayendo

por el camino a su escuela.



Un dedo encajó el gatillo

ella supo que su vida ya no era

y lloró sus doce años

recordó como antes era

y estalló su corazón

el camino a su escuela.



Dicen que quedo parada

en un suspiro y sin quejas

dicen que tenía alas

y voló junto a su abuela

otros dicen; que de eso nada

por el camino a su escuela.



Y sus lápices, sus cuadernos

sus zapatos lejos fueran

su pecho un nido de nubes

sus manos quedaron abiertas

su risa solo un recuerdo

por el camino a su escuela.



Vino su padre, vino su madre

a buscar lo que una niña fuera

y en silencio lloraron

aquella injusta impotencia

y se fueron destrozados

por el camino a su escuela.



Ella tenía doce años

y que muy hermosa y que era

esto pasó en Palestina

o en Iraq o donde fuera

una niña confundida por un soldado

en el camino a su escuela.



Ojalá que nunca pase

ojalá que nunca sea

que vengan malditos soldados

a invadir nuestras tierras

para matar nuestros niños

en el camino a sus escuelas.



Eduardo López. 2005

 



Subir

DE LA AUSENCIA



 

Es esa voz que emigra
de mi lenguaje roto
la que intenta llamarte
en esta noche oceánica
de médanos dormidos.

Pero no hay sustantivo
que nombre este silencio.

 

Silvia Long-ohni

(Traducción al alemán: Alejandro Drewes)

 

http://www.adamar.org/ivepoca/node/144

 



Subir

CARTA ABIERTA A LOS MINISTROS Y GOBERNADORES DE LA NACIÓN



 

CARTA ABIERTA A LOS MINISTROS
Y GOBERNADORES DE LA NACIÓN

Imagen: LAS MANOS DE LA PROTESTA -Oswaldo Guayasamín

¿Qué país es éste que arma a quienes

      son capaces

de golpear y asesinar desocupados y

      maestros?

¿Quiénes se hacen (o no se hacen)

responsables del nuevo boquete que se

      está abriendo

en el país llovido, inundado?, mientras

      estremecen

las tormentas, y los pobres (o

      jodidos)

habitantes (o ya clientes) del país

      deben seguir

escuchando las palabras vaciadas de

      vergüenza

que ruedan, cercan, ensordecen y

      malhieren

--prepotencias, vallados, nuevos

      latifundios, todo vale--,

cuando el pozo se ahonda, y se ve

      que se ahonda,     

      y ya no se puede

tapar otro pozo más, otra hilacha más,

      en el lugar

de la misma herida que late abierta

      como un grito.

 

                               Eduardo Dalter

Buenos Aires, 7 de abril, 2006

 


Subir

Madre



 

Madre

Imagen: Maternidad -Oswaldo Guayasamín

Te digo, al llegar, madre
que tú eres como el mar ;
que aunque las olas
de tus años se cambien y te muden,
siempre es igual tu sitio
al paso de mi alma.
No es preciso medida
ni cálculo para el señalamiento
de ese cielo total ;
el color, hora única,
la luz de tu poniente,
te sitúan ¡ oh madre ! entre las olas,
conocida y eterna en su mudanza.

 

Juan Ramón Jiménez

 
 


Subir

UN MINUTO, UN AÑO, UN SIGLO



 

UN MINUTO, UN AÑO, UN SIGLO

  No importa lo que dure. Créeme que no importa. Un minuto, un año un siglo. Pero mientras dure decime que es para siempre, que vamos a alcanzar la eternidad con las raíces de este amor que crece para adentro y desde adentro nos empuja al cristal de la risa, al silencio que late con corazón de pájaro, al chocar de planetas que es nuestros cuerpos juntos recreando el temblor, el universo, el canto.
  Yo quiero conocer al chico que vende flores por Corrientes y te cuenta cosas. Quiero conocer a tu amigo poeta que ama el mar como yo. Y hojear tus libros, y repisar tus pasos en las calles que anduviste y apretarte la mano en el cine, los dos enloquecidos por Fellini..., y decirte de repente lo mismo que me estabas por decir..., y a veces llorar juntos porque Vietnam y Biafra y aquí nomás hay niños que no tienen la culpa de nada y sin embargo mueren...
  No importa lo que dure.
  Vamos a hacer volar a todas las palomas, vamos a hacer repicar las campanas de todos los campanarios, vamos a bebernos el viento del verano en las copas de las casuarinas, en la paz del crepúsculo, cuando la luna es apenas una hostia sin comulgar en el cáliz azul de la tarde.
  No importa lo que dure.
  Mira, la piel que vos tocaste, la caricia quemando aún mi cintura ha florecido...
  Soy una primavera. Vos lo hiciste. Me tomaste la cara entre las manos y tu ternura fue como un viento tibio que barrió todas las hojas secas que poblaban mi otoño.
  Allí donde las piedras le cerraban la salida a mi soledad, vos hiciste una puerta y por la puerta se metió el sol y de mí nacen ahora las estrellas.
  Mi cuerpo es una costa donde tu barco se hunde, donde tu barco muerde la arena, como un pez.
  Mar cabrilleando orillas.
  Mar galopando dentro.
  Furor de hoguera roja quemando el jazminero.
  Entonces se desdobla la latitud del alma y se quiebra una fuerza en la fuerza del cuerpo.
  No importa lo que dure.
  De veras, no me importa. Esto es tanto, tan mío, es tan nuestro, es tan herida y risa y cielo al mismo tiempo, que aunque un día te vayas, aunque un día me dejes, aunque lo tuyo se haga astillas de viento, en mi quedará el huerto..., el huerto..., las raíces de lo que en él sembraste..., el huerto empecinado en seguir floreciéndole a tu ausencia, a tu olvido, a tu adiós.
  Y nunca estaré sola, aunque me dejes sola, porque en mi vida recibí tan poco (y lo poco tan triste), que la dicha que vos me das ahora me alcanzará para seguir usándola hasta que de mí no quede nada.
  No importa lo que dure. Pero decime que es para siempre.
  Mientras dure decime que vamos a alcanzar la eternidad con este amor... y yo me sentiré pequeña, mientras tiembla mi carne con leves aleteos de mariposas nuevas.

 

De Cuentos para leer sin rimmel

Poldy Bird

 



Subir

Seguidores