La poesía
salvará a la
humanidad

Poesía, arte y literatura

-nos queda la palabra-

La poesía es un arma
cargada de futuro.


Gabriel Celaya 

Estamos muy próximos
a lo grande,
cuando somos
grandes en humildad
.

            
Rabindranath Tagore

ESTE AMOR

JUNTO A LA VENTANA



 
JUNTO A LA VENTANA

 A Pileus Iridescent Cloud Over Ethiopia

 

JUNTO A LA VENTANA

  

A Eduardo Francisco, que también miraba



Estaba junto a la ventana del bar, tomando café con un amigo, cuando de pronto, en medio de la charla, surgió el tema del futuro, que es, hoy por hoy, un tema del que nadie dice mucho.

Por otra parte, nadie da fe de lo que escucha cuando se trata el tema. Es como si la cuestión de la que se habla derivara en bueyes perdidos o en imaginerías sujetas con piolín.

Más: acerca del futuro, los jóvenes creen estar escuchando frases de clisé, y no es extraño que bostecen, se distraigan, o sientan otra vez que se está abusando de sus años.

Y tienen razón, porque el futuro ya pasó, o está terminando de pasar. Aquel pasado de entreguerra, y de la larga guerra fría, tenía un futuro, por cierto, que ya se concretó.

Hace 50 años, recuerdo, el futuro eran los robots, la computadora, los viajes al espacio, y una tecnología que iba a hacer posible que cada hombre trabajara sólo unas pocas horas al día.

Eso se decía, se escuchaba. Y la gente que podía ahorraba pensando en su futuro, aunque fueran monedas o sueños, porque había que estar preparado para esos tiempos anunciados.

Pero este presente aún no tiene futuro; hay que crearlo o no, aunque, por ser tan precaria su base, y estar tan desacreditado, no ofrece alguna posibilidad que se vislumbre.

Por otra parte, el mundo, la humanidad, no pueden hoy creer que el descaro tenga algún futuro a favor que no sea él mismo en su precariedad y en su pozo.

Además, la geopolítica, con sus misiles, y la economía, con su rapiña, no ofrecen otro horizonte, como para extender un crédito que no tenga las horas contadas y el aire escaso.

Lo que conocemos hoy son los restos y el reflejo de un futuro que ya se consumó, de un presente que alguna vez supo creer, e imaginar, acaso con alguna ligereza.

Este presente, le dije a mi amigo, así como se ve, aún no tiene futuro; sólo tiene semana que viene, o  mes que viene, y techo bajo, muy bajo, piso incierto, y no se sabe bien adónde va.

Al futuro de este presente, o del que venga, hay que inventarlo; y no sé, no puedo saber, dadas las cosas, si será posible, o será creíble, en medio de este viento oscuro.

Queda por inventar primero un presente, hoy o mañana, que pueda sostener en sus horas una confianza, un brote, algún espejo. Mientras tanto, “es lo que hay”, dicen algunos, y ya sin más.

                       

                                                                                                                 Eduardo Dalter

Temperley, agosto, 2011

 http://www.eduardodalter.com/index.htm

 



Subir

SIETE NOTAS DE INVIERNO



 
SIETE NOTAS DE INVIERNO
Poemas

 

 

 

Hasta tu cama
entran,

tensos, de esquina,
por tu piel,

y por allí
te andan,

quiebran
tus cerrojos;

los hechos,
las manos, las voces.

                      *



Como a cada beso lo borra
el viento que sopla y sopla,

ella pocea y pocea la arena,
pareciera, con más fuerza;

es el viento húmedo, poceado,
que escribe, escribe, escribe.

                      *



Dejá que entre la luz,
dejala que entre,

que se acomode,
que abra su valija;

no vayás a echarla;
dale de comer;

dejá que ande por la casa.

                      *


Amor marcado
de estos años.

A pesar de todo
vuela, vuelve.

Tibio es él;
a prueba es él.

Memorioso, dúctil
y carnívoro.

El da la hora
de esta hora.

                      *


Pasás ladeada, vida;
depende el barrio.

O acariciando con un ala,
o dando fuerte con el pico.

No pasás derecha, vida;
vos planeás, planeás.

                      *


Hermosura que te busco;
electricidad que es hermosura;

hermosura de una mano
en otra mano; de un cuerpo

en otro cuerpo; de una letra
que con otras es palabra;

palabra que te busca, me busca.
La oscuridad no es cosa nuestra.
 

                     *


Por la calle fría
un hombre va

metido en sí
hasta la médula

como representando
poemas de Vallejo,

cruza la avenida, tose
y se pierde entre la gente.



              Eduardo Dalter

 http://www.eduardodalter.com/index.htm

 



Subir

dulce duna



 
dulce duna
 

 http://www.zenzi.org/categoria/salar

 

se acuna sola
el viento sopla a lo lejos
palpitan sus auroras
navegando estrellas

ayer fue coral
hoy arena
mañana, mañana de aguas blancas
ola que ola sobre la arena

el ruiseñor le canta
cabalga sobre la montaña

dulce duna

y la esperan en la noche
resplandecientes espigas
que la luz del sueño mecen


F. Bellido

 



Subir

desamor



 
desamor
 

 http://apod.nasa.gov/apod/astropix.html

 

qué es el tiempo sin amor

una muchedumbre de cielos rotos
una ciudad bombardeada con napalm
y bombas de racimo

un holocausto existencial
de niños esclavos
y prostitución demencial

el tiempo sin amor
de un ser humano
preso de la metralla y
de su propia tiranía
que todo lo compra y vende
al mejor postor


F. Bellido

 

 

 



Subir

Seguidores